viernes, 7 de julio de 2006

El gato mágico

Había una vez un gato llamado Guauchi que era la mascota preferida de un niño que se llamaba Kutyo y siempre jugaba con Guauchi y lo quería mucho estaba gordito, nunca pasaba hambre, entonces un día anunciaron en las noticias que iba a caer un meteorito sobre las Tierra en menos de 4 horas entonces el gato fue al espacio y lo buscó entonces como lo vio tan chiquitito que lo dejó entonces pasaron 3 horas con 59 minutos, y el gato fue a ver otra vez al espacio si estaba el meteoro, y había crecido por lo menos unos 500 mil metros y como se impresionó tanto, lanzó un rayo láser y le achuntó a un planeta lejano de la Tierra, y Kutyo miraba todo desde allá arriba, y mientras su gato Guauchi peleaba el iba corriendo a buscar la nave que estaba cerca de el, se subió y se fue rápido al espacio a ayudar a su gato, después de dos minutos el gato había logrado atrasar el viaje del meteoro, pero ya no podía seguir luchando con el meteoro, y Kutyo llegó y lanzó su misil y destruyó de una el meteoro que amenazaba destruir la Tierra
Y después fue a rescatar a su gato y le preguntó que desde cuando sabía lanzar rayos laceres y como el gato estaba tan cansado no pudo contestar nada, ni decir nada, ni si quiera un simple miau, no dijo nada y se durmió al instante.

3 comentarios:

Gonzalo Araya I. dijo...

Que suerte esos niños de tus cuentos que tienen mascotas con poderes mágicos. A mi me habría gustado que mi gatito pudiera también lanzar rayos láser. Bueno además por que salvó al planeta.

Un besito

Papá

La Libélula dijo...

mi niño lindo, me encantan tus cuéntos.....

Un besito

Yve

Conny dijo...

se nota que el gato no pasaba hambre por lo fuersuo que era que bueno que destruyeron el meteorito que iba a caer .