martes, 10 de abril de 2007

La estampilla hipnotizadora

Había una vez un niño que se llamaba Etampillero y le encantaba coleccionar estampillas con imágenes o con colores, un día fue a una tienda nueva de estampillas que se llamaba “El Oráculo” y fue ahí entonces compró 590 estampillas y una de esas la vio y se hipnotizó de inmediatamente y quería mostrar esa estampilla por la tele para que todos la vieran y fueran uno de los hipnotizados, y fue al estudio TVN e hipnotizó a todas las personas que habían y se puso al aire, (en la cámara) e hipnotizó a todo el mundo menos a su mamá, entonces pensó si es que había una estampilla para hipnotizar tiene que haber otra para deshipnotizar, entonces fue al Oráculo y se llevó todas y se puso a buscar y después de 6 horas buscando encontró una y la llevó al estudio de TVN y la puso en la cámara, y como todas las personas hipnotizadas no dejaban de ver en la tele a la estampilla hipnotizadora, y puso la otra, y después todas las personas volvieron a la normalidad y la mamá del niño rompió el millón de estampillas que tenía, excepto la de deshipnotizar y así nunca más se hipnotizó alguien.

3 comentarios:

fenix dijo...

HOLA, SOY DE MEXICO Y MR GUSTAN LOS CUENTOS, SEGUIDO ESTARE POR AQUI LEYENDOTE

SALUDOS DESDE MEXICO !!!

La Libélula dijo...

Me encanta cada vez que vuelves a escribir, tu imaginación es potente de verdad!!

Te amo mi pollo

Yve

Anónimo dijo...

que estupendo, pero no le puso las comas necesarias ademas no tiene moraleja creo que es estupendo pero podria ser mejorado no crees..................