domingo, 9 de septiembre de 2007

La comida mágica

Había una vez un niño que se llamaba Glotin que le encantaba comer todo lo que veía, además Glotin era chef y sabía cocinar de todo, comía pan trucas, todas las legumbres, arroz, carne, etc. pero un día quiso cocinar una comida totalmente nueva para probarla y ojala que le gustase a él y a todo el mundo, y empezó a cocinar, mezcló pan trucas, porotos, carne, arroz, tallarines, y millones de cosas más, pero no se dio cuenta que adentro de su comida le cayó una mosca radioactiva que le puso de un color extraño pero no le importó, porque solo quería probarla, luego cuando terminó de revolver después de tres horas se decidió a probar su comida, y le gustó tanto que le dio de probar al mundo entero esperando que a todos les gustara, y efectivamente a todo el mundo le encantó, pero no sabían que por la culpa de esa mosca radioactiva la comida tenía efectos secundarios, eran que en 24 horas la gente moriría por culpa de esa comida.

Luego de 23 horas, solo faltaba una hora para las 24, la gente se empezó a sentir mal y sentían que iban a explotar, y como Glotin se acordó de el color extraño de esa comida y pensó que todas las personas que habían probado se exquisita comida iban a morir por esa razón y entonces empezó a hacer un antídoto, y tenía un frasquito que decía “antiradioactividad”, y Glotin solo rezaba porque la radioactividad fuera la causante de todos los malestares, de las personas, y lo echó a una comida cualquiera que le gustara a todas las personas que habían probado su exquisita comida, se demoró 40 minutos exactos e preparar la comida extraña, pero justo alcanzó a repartirla en todo el mundo, y justo cuando quedaba un minuto para las 24 horas todos los que habían comido su comida extraña se sanaron y ya no sentían malestares, ni que iban a explotar, ni nada y Glotin aprendió a no cocinar cosas raras porque pueden ser malas y a no comer tanto porque le puede hacer mal, y Glotin vivió feliz para siempre.

14 comentarios:

Evelin C. Merlos dijo...

...Hasta hambre me dio solo de imaginar la comida.Por otra parte no te preocupes mucho por cuestiones de redacción por el momento,sigue escribiendo conforme fluyan tus ideas, por lo que a mi concierne mientras se entiendan tus cuentos no debiera de haber inconvenientes...
Saludos: Mirloniger

Gonzalo Araya I. dijo...

Pollito, supongo que yo no soy ese Glotín, aunque me parezca, por que me gusta todo.
Al menos, no cocino comida con moscas.
Me gustó mucho tu cuento y que rico que escribiste, se te echaba de menos

Besos de papá

La Libélula dijo...

Genial pollo, también me alegro de que escribieras otro de tus increíbles cuentos!! te comenté ayer que estas mejorando mucho tu redacción,sigue así!!! a propósito, me dio ganas de comer sushi...pero sin moscas por favor!!!

Te amo pollo

Yve

cynthia literaria dijo...

¡Me has asustado!

Espero que cuando vaya a cocinar ahora no aparezca una mosca radioactiva...

Cariños y suerte

Mario Martínez dijo...

k vey nos oy el unico niño bloggero

Mario Martínez dijo...

Hola, k bonito blog, noto por la hora de tu blog, que no estamos en la misma zona horaria. Ya sabes aca a España es una zona oraria diferente. pero no se tu blog es paar visitarlo de día, de noche, o comiendo ena pizza en el toni. Pués ya llevas dos años y yo me hice el blog cómo regalo de reyes. A MIS ONCE años tambien tengo blog, un besete tu friend español y tambien escritor.

David Wilson dijo...

Uff menos mal que Glotin aprendio la leccion de cocinar rico y sano , espero otro de tus geniales cuentos magicos. Saludos del Araño .

D!e dijo...

que bien que les guste, es como mas para personas chicas, o bien gente que le guste la fantasia =).. gracias por pollo


D!e

Anónimo dijo...

si algún día quieren un espacio donde reunirse a organizar el cuentacuentos, les recomiendo el café "la planchuela" que está en avenida universidad 1875 cerca de miguel angel de quevedo.
Saludos

Anónimo dijo...

Pensé que al comer la mosca radiactiva les daría poderes, algo así como el "hombre radioactivo".
Eso les pasa por comer cualquier cosa, yo soy bueno para comer pero no como de todo, (igual estoy bien gordo) soy un poco regodeón (mañoso), sobretodo no me gusta lo que no me entra por la vista, si es algo raro primero lo miro bien y pregunto, si es que tiene algo que viene del mar no lo pruebo.

Tao.

Fulano De Tal dijo...

Holas amigo!
Yo tmb toy bloggeando cuentos de mi autoría...
Son microcuentos en su mayoría...
http://paqeleasalgo.blogspot.com/
Espero qe pases

Evelin C. Merlos dijo...

hola diego encontre esta página de otros niños escritores de otros paises ojalá y te puedas dar una vuelta: http://www.chicosyescritores.org/mesa.php
saludos:
mirloniger

Manuel Ferrero dijo...

Hola soy Manuel, cuentacuentos me ha gustado el blog os recomiendo el de mi amigo Caoz es www.caozcuentero.blogspot.com

Borrego dijo...

Uy, ya me dieron ganas de sushi.