viernes, 13 de marzo de 2009

La sandía mutante

Había una vez un niño llamado Nisalo que le encantaba hacer experimentos con cualquier cosa que hallara, y un día encontró una sandía y se puso a hacer experimentos al tiro, le arrojó de todo, y en una hora la sandía se hizo gigante y se empezó a mover y empezó a hablar, y Nisalo se presentó ante la sandía, le dijo como se llamaba, etc. y se hicieron muy buenos amigos, desde la mañana hasta la noche jugaban sin parar hasta que terminaban totalmente agotados y sin energías hasta el día siguiente, y siguieron así hasta que se transformó en una costumbre hasta que el Nisalo creció y cada vez jugaba menos con la sandía, de pronto la sandía desapareció completamente de la vida de Nisalo y la sandía quedó totalmente apartada de todos, y comenzó divagar por las calles y un pequeño niño la adoptó y también se convirtieron en unos excelentes amigos, jugaban todas las mañanas a noche y la sandía vivió feliz por siempre jamás

7 comentarios:

Wildmushy dijo...

Un punto de vez en cuando no hace daño XD. ¡Sigue siempre escribiendo!

Gonzalo Araya I. dijo...

Menos mal que a nadie le dio por comérsela.

Nisalo creció y la olvidó, eso pasa a menudo.

Un besito de papá

La Libélula dijo...

Que pena pobre sandía!!!! me parece que Nisalo no debió olvidarla, a los buenos amigos nunca se les deja solos, aunque seamos grandes. ¿verdad?

Te amo pollo

Yve

Javi y flo dijo...

ola winsi estoy con la flo y segun ella tu cuento es muy tonto xD
comento yo porke ella dijo : ke lata comentarlo xD
bueno escribe cuentos mas realistas y la flo dice ke te acuerdes del post
(nose de ke habla)

Bye!! =)

Aire dijo...

Es precio lo que escribes, pero el cuento de la sandia da un poco de pena, sobre todo si la pasamos a la vida de los humanos, y recordamos que siempre hay alguien que nos olvida...
Felicidades lo haces muy bien.

اري dijo...

Las cosas que dejamos ir cuando nos volvemos adultas

Osvaldo dijo...

Todo lo relacionado con la literatura siempre me va a interesar debido a que tengo una gran pasión por los libros. Cuando no salgo con mis compañeros disfruto de quedarme en mi apartamento buenos aires leyendo interesantes novelas