lunes, 25 de abril de 2005

El estuche volador

Una vez, un niño llamado Salvador tenía un estuche encantado, es decir mágico, pero Salvador no sabía.

Un día cuando fue al colegio se dio cuenta de que había olvidado el estuche en su casa, entonces le pidió un lápiz a un compañero pero de pronto vio su estuche en su mochila y le pareció muy raro.

Cuando terminó la clase hubo un gran temblor y mucha lluvia y de nuevo se le olvidó el estuche pero ahora en el colegio. Al llegar a su casa vio volar su estuche hasta su habitación y se asustó mucho, le fue a avisar a su mamá y a su papá para que ellos lo vieran. Al entrar a la pieza del niño, los papás vieron que el estuche estaba encima de su cama y dijeron que era sólo imaginación pero luego vieron que el estuche empezó a volar a otra persona y también se asustaron. Ahí todos se dieron cuenta de que el estuche era mágico.

Al final el estuche regresó a su verdadero dueño, un niño mago que una vez lo perdió en el bosque.

5 comentarios:

Fernando Meza dijo...

Diego:

Tienes mucha imaginación. Sigue inventando historias, tus cuentos son muy entretenidos.

Te mando un saludo,

Fernando.

Conny dijo...

hola soy conny tus cuentos son demaciado entretenidos los papas siempre no qren de lo que le dicen los hijos.


chauu

conny

Anónimo dijo...

Excellent, love it! Discount anti spam filter web cam conference server

Anónimo dijo...

Best regards from NY! dental insurance fitness Forex trading ideas 1995 mitsubishi eclipse

Anónimo dijo...

ta bkn