martes, 28 de junio de 2005

La piscina de masa

Había una vez un niño que quería ir a una piscina por que hacía mucho calor. Llegó a la piscina con su toalla y se metió un buen rato, hasta que quien sabe por qué razón se cansó tanto de nadar, volvió a su casa y se durmió a las 6 de la tarde.
Al día siguiente, despertó medio mariado y teniendo alucinaciones de calor; después de un rato sin importarle lo que le estaba sucediendo, fue de nuevo a la piscina, pero esta vez no estaba tan cristalina y la estaba cubriendo una masa muy rara o algo por el estilo y siguió viendo alucinaciones, pero esta vez de frio y vió en estas alucinaciones que el agua estaba cristalina como la primera vez que la vió; se metió a la piscina y la piscina se chupó al niño.
Dos días después la mamá y el papá estaban muy preocupados y llamaron a la policía y le dijeron que su hijo había ido a la piscina y no había regresado en estos dos días.
Los carabineros dijeron que ya iban a buscarlo a la piscina y los carabineros se metieron en ésta sin importarle la masa y fueron chupados y así sucesivamente con todos los habitantes de la ciudad y al final no queda nadie en la ciudad.

2 comentarios:

JuanFlaiter dijo...

JaJajaja Genial, simplemente genial!

Felicitaciones Diego, sigue asi :D

Anónimo dijo...

esto es una porqueria!