miércoles, 26 de abril de 2006

El bichito mágico

Un día como todos éstaba un niño pasando por la feria de verduras y frutas para comprar algunas cosas y en una de esas frutas había un bichito muy pero muy desconocido que nadie lo podía ver, y el niño justo compró la fruta que tenía el bichito. Lo que no sabía era que el bichito, que estaba muy viejito, había elegido al niño para que lo cuidara.

Dos semanas después fue a comprar a la feria y con tan mala suerte que un ladrón lo estaba persiguiendo y el bichito era transparente y le tiraba unos polvos muy raros pero también muy transparentes y le daba poderes al niño. El niño hacía unos movimientos muy raros con los dedos y aunque lo tirara siempre para cualquier lado el hechizo le llegaba al ladrón y lo teletransportaba a la carcel y asi susecivamente hasta que todos los ladrones que se acercaban a el ya no se acercaban más a él, pero lamentablemente el bichito estaba viejito hasta que no dió más y se murió el pobrecito, entonces el niño ya no tenía poderes mágicos, pero todos las personas malas ya le tenían miedo y no se acercaron nunca más a él, y siempre estubo protegido por toda la vida gracias al bichito.

3 comentarios:

Gonzalo Araya I. dijo...

Que suerte. A mí me gustaría encontrar un bichito igual. Para que me protegiera por siempre

Un besito y está muy bueno tu cuento

Papá

Don Chere® dijo...

Ta bueno el cuento.
MMhh..donde encuentro esos bichos? En que feria?

Saludos Campeón.-

Anónimo dijo...

Qué lindo tú cuento, tienes mucha imaginación, sigue así.

Tatiana