jueves, 13 de abril de 2006

El mundo de queso

Había una vez un pequeño ratoncito que se perdió en la calle y de repente encontró un hoyito donde le cabía y se metió, primero era súper oscuro pero se atrevió y encontró muchos quesos, las paredes eran de quesos, las alfombras eran de queso, todo era de queso y no había ningún otro ratoncito mas que el así que tenia todo ese queso para el, al tiempo el ratoncito encontró un ratón gordito que se había quedado atrapado porque se le cayó una montaña encima suyo y el otro ratoncito lo ayudo a sacarlo y se hicieron amigos para siempre y nunca más tuvieron problemas en la calle o en otras partes.

7 comentarios:

La Libélula dijo...

Que bueno que siempre tus personajes finalmente encuentran a un amiguito y nunca se quedan solos...

Te amo pollito

Yve

Gonzalo Araya I. dijo...

Que gordito era el otro ratón. Parece que se comió todo el queso de la casa.

Un besito

un cheque en blanco dijo...

Un lolo que escribe tan bonito, que se imagina tan bonito, que irrumpe tan bonito entre los bloggers, algo muy grande y bonito tiene que deberle a su madre!
Lo que sí no comprendo es qué tiene que hacer entre tus links una "Consultoría tributaria"!

un cheque en blanco dijo...

A menos que sea una consultoría para ratones y perros...(sospecho que se trata de tu padre, jejejé)

Águila libre dijo...

Hola Dieguito: lindo el cuento, que bueno que entre los ratones también haya amistad, lo más lindo que tenemos los seres humanos.

Te felicito de nuevo

Un abrazote grande

Tía Pay

Anónimo dijo...

La editorial Random House, con motivo del nuevo libro “Fantasmas” de Chuck Palahnuik, ha puesto en marcha un concurso de relatos. El premio para el ganador son 2.500 €! ¡Anímate a participar y invita a tus amigos ha hacerlo! www.coloniadeescritores.es

¡SUERTE!

Marcelo Reydet López dijo...

Diego me gusto el mundo de queso...

Marcelo