jueves, 24 de agosto de 2006

El día de la locura

Todo comenzó un día viernes 13 de Octubre en el año 100 cuando todos pensaban que el viernes trece era de muy mala suerte y en eso una niña llamada Niñalamininmdi que estaba recién saliendo de su casa para jugar con sus amigos y amigas y se sintió un ruido muy extraño y era que se estaba cayendo una campana de la iglesia justo arriba de una casa muy bonita y mejor echas que las otras y mágicamente la campana se sube a su lugar y no pasó nada, entonces apareció un payaso en monopatín que poco a poco crecía y a la vez se achicaba y Niñalamininmdi muy asustada fue a su casa para mostrarle el payaso a su mamá, entonces la mamá le dijo que no se preocupara porque todos dicen que el viernes trece es el día de la mala suerte, pero que no pasaba nada porque todas las cosas que pasaban eran hologramas que los provocaba la mucha tención que había entre la gente por el día que era pura mentira que daba mucha mala suerte, y la niña al escuchar las palabras de su madre se dedicó todo el día a crear una especie de micrófono para dar un discurso sobre que todo lo que pasaba era mentira, que todo lo que pasaba lo provocaba pura tención, y cuando terminó de hacer el micrófono fue rápidamente a reunir mucha gente para decirles lo que le dijo su mamá y cuando otra vez terminó todos se calmaron, y todo el resto del día no pasó nada, y nombraron todos los viernes 13 de octubre el día de Niñalamininmdi su mamá.

3 comentarios:

La Libélula dijo...

Te pasaste adiegado laminado, demasiado despliegue de imaginación...

Cómo se hace?


Yve

Te amo pollo

Gonzalo Araya I. dijo...

Buena teoría para explicar los viernes 13. Me gustan los hologramas, pero no los creados por la tensión de la gente.

Besitos

Papá

Aristóteles dijo...

jejeje...

¿Sabes amiguito? Por acá en México tenemos una ciudad que se llama Puebla... Puebla de los Angeles. Hay una tradición que dice que la campana de Catedral fue transportada durante una noche a la parte alta del campanario. De hecho, es una campana sumamente pesada, no recuerdo las toneladas que pesa.

Bendiciones para ti y tu familia.