jueves, 21 de julio de 2005

Mi papá conoció a uno de los cuatro fantásticos

Recién salí del cine. Vimos con mi mamá los 4 fantásticos y recordé la vez en que mi papá me contó que conoció a la Mole. Fue hace muchos años, cuando él era chico y daban en la tele los 4 fantásticos en monitos animados.
Me contó que era su serie de monitos favorita y jugaba con sus hermanos, cada uno representando a un personaje. Como imaginarán, mi papá era la Mole o el guapo Ben, como decía siempre la Mole.
Pero un día, cuando volvía del colegio, que quedaba cerca de unos cerros, bien lejos y caminaba como una hora, se le apareció la Mole. Mi papá no lo podía creer. Se había hecho realidad su sueño.
Conversaron mucho rato, en un lugar en que nadie los viera. La Mole le enseñó muchas cosas, como se destruían rocas, por ejemplo, con un solo golpe o como se levantaban troncos muy pesados. Pero le hizo prometer que no le contaría a nadie que eran amigos, lo que mi papá cumplió hasta hoy en que me contó a mí, aunque se moría de ganas de contarle a sus hermanos y compañeros de colegio.
No sé si se enojara que se los haya contado a todos, pero me gustó mucho que mi papá fuera amigo de la Mole.

1 comentario:

Barbara dijo...

Tus cuentos son preciosos Diego.
Espero que todo lo de la tele salga bien. Un beso grande

Barbara