miércoles, 31 de agosto de 2005

Las moscas viciosas y las abejas malas

Un día dos o tres mil mosquitas fueron a jugar cerca de un panal pero sin abejas luego la mosca líder encontró el panal y fueron a sacar toda la miel posible pero sin darse cuenta que la miel era tan pegajosa se quedaron atrapadas con sus patas flacas. Al día siguiente las abejas llegaron y se enojaron tanto que esperaron un año para que se disecaran y las pudieran sacar más fácil, paso el año y llegó la navidad, pero como el viejito pascuero se dio cuenta de lo que habían hecho las abejas a las pobres moscas no le trajeron ningún regalo con miel y esas cosas si no que el viejito las castigó con una abeja gigante para que las mordieran con su boca y no molestaran más ni ser tan malo con los demás.

5 comentarios:

Gonzalo Araya I. dijo...

Bien merecido se lo tenían esas moscas pesadas, por andar metiéndose donde no deben.

Muy ingenioso tu cuento

Te amo mucho mi hijito lindo

Cristo.... dijo...

excelente...algo tereico........pero me gusto mucho..

Cristian dijo...

Hola
Te felicito por tu blog. Me recordaron las historias que inventabamos con mi hermano cuando eramos chicos.
Chao

Anónimo dijo...

Very nice site! »

Anónimo dijo...

Qué bonito cuento Diego! No tienes más?