martes, 16 de mayo de 2006

Las zapatillas mágicas

Un día de estos había un niño que se llama Gardio y estaba jugando a la pelota con sus amigos, y, Gardio le dijo a su mejor amigo que se llamaba Jaz le diera el pase.


- ¡Jaz Dame el pase voy a meter el gol!
- ¡Toma aquí va!


Gardio iba directamente al arco, sin ningún oponente, él tira, y la pelota se dirige al palo y Jaz le grita malo, después otra vez Gardio la tenía sin ningún oponente, tira y sale para afuera y Gardio dijo:

- ¡Pucha que tengo mala puntería!



Y sus compañeros, se rieron de él, y cuando termino el partido se fue triste al bosque a jugar con lo que hubiera, entonces, fue a lo profundo del bosque y ve en lo alto de un árbol unas zapatillas doradas y hermosas, que eran marca “golazo”, subió y subió hasta llegar a lo alto, se las pone, y se resbala, se cae y salta porque las zapatillas cuándo sienten que su amo esta en peligro se activa una lucecita y se activa unos resortes escondidos.


Al otro día van a jugar otra vez un partido de fútbol, Gardio se pone otra vez sus zapatillas nuevas y va a jugar, entonces le pidió un pase a Jaz y Jaz le contestó:



- No tú eres muy malo, tú fallas todos los goles
- Por favor
- ¡No!
- ¡Llapo!
- No


Y Jaz se la llevó solo, y por ser tan egoísta a Jaz se la quitaron y le metieron gol, entonces Gardio se la llevó solo y metió cada gol que llevó a su equipo a la victoria, y siempre salieron ganando partidos con las súper zapatillas de Gardio o por lo menos hasta que se rompieran.

5 comentarios:

La Libélula dijo...

Súper mundialero tu cuento, ojalá los de la selección chilena hubiesen tenido estas zapatillas, habríamos clasificado al menos...

Me gustó la marca de las zapatilla "golazo"!!!!! buena!

Muerta de la risa por lo genial de tu cuento!!!

Un besito

Yve

Gonzalo Araya I. dijo...

Genial tu cuento. Se nota que Gardio vio al papá jugar a la pelota.

Un besito

Anónimo dijo...

Keep up the good work » »

Anónimo dijo...

buuuuuuuuuuuu esto es aburiido

Anónimo dijo...

teso el cuento jajaja