lunes, 29 de mayo de 2006

Un día un niño llamado Perci quería un perrito que fuera de color negro entero y que se llamara Dedark entonces en el Pet city lo encontró, era muy bonito pero estaba echado y con cara de pena, entonces Perci se lo compró, y lo cuidó muy bien siempre, pero cuando quería jugar el niño con su perro nunca hacía nada, el niño le tiraba la pelota y no iba, el niño quería que fuera a traer el palito y no iba entonces se puso a llorar porque su perro no hacía nada, entonces su mamá lo consoló y le dijo que iban a traer un entrenador de perros, y lo trajeron, entonces el entrenador encontró raro que no hiciera nada, entonces el entrenador le dio unas pastillas para que se mejorara de su enfermedad llamada “aburrititis” que lo hacía estar todo el día echado y sin hacer nada, después de un día el perro le fue a buscar todo lo que el niño dijera, hasta un día le vino a recoger el diario y fue en ese momento el perro con su niño más felices del mundo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Keep up the good work video editing programs